Un título oficial de inglés es la llave que te abrirá miles de puertas y no sólo un certificado más. En muchas ocasiones, a la hora de buscar trabajo, optar a una beca de estudios o un máster, se nos exige hablar un segundo idioma, y no sólo es importante conocer dicha lengua, hay que demostrar de alguna manera que realmente poseemos el nivel necesario.

Son muchas las razones por las que es importante tener un título oficial de idiomas, ya sea porque eres estudiante, pues desde que se implantó el Plan Bolonia en las Universidades Públicas de nuestro país estar en posesión de un título de idiomas no es una opción. Para obtener el título universitario es obligatorio acreditar un certificado que demuestre las competencias lingüísticas exigidas en la lengua acreditada, en concreto el equivalente a un B2 (First) en inglés, alemán, francés o italiano.

Un título oficial te abre las puertas a muchos estudios y becas (poder optar a un Erasmus o bien poder ingresar en una universidad extranjera), ya que a pesar de que tengas el nivel suficiente exigido, existen muchos casos en los que sin el título no puedes tener opciones para acceder a ellos.

O si lo que prefieres es mejorar tu Currículum, puesto que sirve de filtro para las empresas, que son muchas las que en estos tiempos de crisis buscan una externalización del negocio, y están apostando por la exportación o los convenios con empresas extranjeras. Para ello es muy probable que den más prioridad a perfiles con un buen nivel de inglés y que puedan acreditar sus competencias lingüísticas con algún tipo de certificado oficial.

Sobra decir que las empresas de Recursos Humanos valoran positivamente los conocimientos, acreditados, de lenguas extranjeras, ya que se da por hecho que dicha persona no ha dejado de formarse y se interesa por las nuevas demandas del mercado.

En caso de tener abandonar nuestro país para probar suerte en otros con más demanda de empleo, como por ejemplo Reino Unido, Alemania o Estados Unidos un certificado oficial puede abrirte la puerta a un trabajo más especializado, aportando la ventaja de conocer la lengua nativa que, por supuesto, te hará más fácil la integración.

Una titulación oficial te abre las puestas si eres maestro o profesor, puesto que con la implantación del bilingüismo en centros públicos, ha abierto una nueva puerta a la obtención de una plaza pública, siempre y cuando acredites tu certificado oficial de inglés podrás obtener puntos.

Otra buena excusa es, si eres emprendedor, la de ampliar las metas de tu negocio pues desde hace unos años se está apostando fuerte por las exportaciones. Si eres un emprendedor con la intención de sumarte a este amplio mercado, o si estás en búsqueda activa de empleo, un título oficial que certifique tu nivel de inglés podrá ser la diferencia que haga que alcances cualquiera de tus metas.

Así que como ves, no hay excusa para seguir retrasando la obtención de un título oficial de inglés.

¿A qué esperas para invertir en tu futuro?

Compárteme donde quieras...